Un Contrato Mercantil es un documento que no nos debemos tomar “a la ligera”.

¿Tienes un negocio y deseas colaborar con otras empresas: clientes, proveedores y/o colaboradores? ¿Tienes la duda de si realmente hace falta redactar un contrato o si sería mejor ahorrarte el “papeleo” ya que la otra parte es “de fiar”?.

conflictos en contrato mercantil

Lo anterior es una postura desgraciadamente frecuente y ERRÓNEA.

Ello  es debido a los siguientes motivos:

  1. Aunque hoy las partes tienen una relación inmejorable existe la probabilidad de que la misma se deteriore en el futuro. Si ello ocurre, será difícil probar que obligaciones y derechos tenían cada una de las partes. Es decir, será difícil demostrar cosas tan sencillas como el precio pactado, la forma de pago, la calidad de los servicios acordada…etc.
  2. Si tienes un Contrato Mercantil, entonces:
    • Tendrás una mejor empresa.
    • Podrás organizarte mejor.
    • Tendrás una buena estructura en tus diferentes departamentos.
    • Sabrás realmente que operaciones hizo y está llevando a cabo tu empresa con terceros.
  3.  Siempre sabrás que derechos y obligaciones tienes. Por ello te resultará más fácil cumplir con tus obligaciones y hacer valer tus derechos frente a terceros.
  4. Tu empresa será mucho más transparente frente a cualquier agente externo a la misma.
  5. Mediante los contratos te aseguras de que tus colaboradores respeten la normativa aplicable y, de esta manera, que tu empresa cumpla con sus obligaciones legales.

¿Hay requisitos formales?

Con la salvedad de unos contratos determinados, hay libertad de forma a la hora de entrar en la relación contractual con otra parte. No obstante, como apuntamos antes, se recomienda formalizar por escrito el contrato.

¿Cuál es el contenido mínimo del contrato?

Toda relación entre partes ha de tener:

  • Un objeto.
  • Consentimiento
  • Una causa.

Es decir, las partes tienen que especificar cuál es el objeto del contrato. Este objeto nunca podrá ser uno que se encuentre fuera del comercio o que sea contrario a la ley (por ejemplo el objeto de vender marihuana sería ilegal).

Asimismo, las partes han de consentir y acordar voluntariamente el contenido y los términos de su Contrato Mercantil.

Por último, la causa representa el motivo por el cual las partes deciden entablar la relación y la finalidad contractual que persigue cada parte. Por ejemplo la “Empresa X”, se dedica a vender fruta y quiere contratar los servicios de la “Empresa Y”, que es experta en el embalaje y etiquetado de frutas.

Aparte de los contenidos anteriormente mencionados es altamente recomendable que el Contratos Mercantil contengan asimismo:

  • Una correcta identificación de las partes.
  • El lugar y la fecha de la firma de cada parte. Es muy importante tener en cuenta que cada parte puede firmar el contrato en lugar y fecha distintas.
  • El periodo de duración de la relación contractual y las consecuencias de su terminación.
  • Las obligaciones y derechos de las partes.
  • El precio y la forma de pago.
  • La forma de entrega y de recepción de los bienes/servicios (identificado cuando se transmite el riesgo y la propiedad).
  • La ley aplicable y la jurisdicción competente.
  • Anexos que aclaren la relación entre las partes (que describan los servicios/productos…etc).

documento contrato mercantil

Es muy importante tener en cuenta que el contrato es Ley entre las partes. Por lo tanto, es muy poco recomendable usar “copy/paste” de internet. Ello es debido a que:

  • Dicho contrato no será un traje a medida;
  • Seguramente se te escaparán puntos importantes a la hora de salvaguardar tus intereses.

Por ello es altamente recomendable contar con el asesoramiento adecuado.

Puedes dejar en los comentarios de este post cualquier cuestión, idea…ect; o en nuestra web: http://intlaw.wualiastudio.com/, ponerse en contacto con nosotros y encantados les resolveremos las dudas que les puedan surgir.

 

Alexandru Lazar.

Lawyer/Abogado

Partner/Socio

Móvil. +34 655 83 72 61

Tel. +34  931 125 423

 

 

 

 

Leave a Reply